Comprar Oro y pagar con Bitcoin, una gran ventaja


En La Tienda Online IndaloGold, puedes comprar oro y pagar con bitcoins, la moneda virtual que aceptamos como forma de pago. La rentabilidad del Bitcoin no ha dejado de crecer en los últimos años, algo que ha llevado a muchos clientes a preguntarnos si es mejor invertir en oro o si por el contrario, hoy en día, es más recomendable hacerlo en la criptomoneda por excelencia. Y aunque obviamente, ambas inversiones no son comparables ni incompatibles, hoy te recordamos las principales ventajas que presentan.

Pagar con Bitcoins, la moneda que crece
Aquellas personas que han invertido en la compra de Bitcoins y ahora los utilizan como forma de pago, se encuentran con la ventaja de que pueden adquirir bienes en cualquier parte del mundo, de manera instantánea y segura.
Además de esta libertad de poder pagar con Bitcoins, los riesgos para compañías como La Tienda Online IndaloGold son muchos menores al tratarse de una fórmula irreversible, encriptada y privada de realizar transacciones. Una manera de protegerse contra el fraude y acceder a nuevos mercados que también beneficia a los usuarios que realizan sus pagos sin ninguna vulnerabilidad.
Si nos fijamos en la liquidez la criptomoneda también salen perdiendo; aunque cada vez son más los establecimientos donde se acepta pagar con Bitcoins, la mayoría de empresas no han adaptado a su vida diaria este tipo de transacción.

Inversión en oro, la inversión tradicional
Sin embargo, hay quienes que, si tienen que elegir entre realizar una inversión en Bitcoins o en oro, optan por el metal amarillo. Al fin y al cabo se trata del valor refugio por antonomasia y, por muchos años que pasen, sigue demostrando su gran rentabilidad, especialmente en los tiempos de crisis o de incertidumbre bursátil.
Por otro lado, el oro es una de las pocas inversiones que, a pesar de tener picos más altos y más bajos, aumenta su valor con el tiempo. Por eso, invertir en oro es una inversión de futuro que puede ser rentabilizada cuando se necesite o en el momento más oportuno teniendo en cuenta su precio de cotización.
Tanto el oro como la plata son muy líquidos en cualquier país del mundo y la facilidad de convertir el metal en dinero es inmediata, un hecho que en cuanto al Bitcoin resultaría un poco más complejo.

¿Inversión en oro o en Bitcoins? ¿O las dos?
Visto esto, ¿es mejor invertir en oro o en Bitcoins? Pues no existe una respuesta única: depende del momento, de la cantidad a invertir, de los objetivos, de las expectativas de rendimiento y de los plazos de tiempo de los que estemos hablando, aunque vamos analizar el aspecto legal de las dos inversiones,
El Bitcoin en la actualidad no está regulado, no hay ninguna ley que controle el pago con Bitcoins ni el mercado de la criptomoneda. Esto a simple vista podría parecer una ventaja y de hecho tiene ciertos aspectos positivos, pero si estamos hablando de cantidades altas  de dinero, cuando queremos convertir los Bitcoins en dinero Fiat nos podemos encontrar con problemas legales a la hora de justificar el dinero -con los consiguientes problemas con el gobierno de tu país-.
Por el contario, los metales preciosos están totalmente regulados, se pueden comprar y vender sin ningún tipo de restricción y guardando la documentación nunca tendremos problemas tributarios.
Otra diferencia la encontramos en la custodia de los valores, el Bitcoin es una criptomoneda y como tal es virtual. Por el contrario los metales preciosos los tenemos físicamente y la ventaja es que podemos disponer de ellos ante cualquier circunstancia o problema, pero tiene un cierto riesgo y coste  a la hora de custodiarlos por su alto valor.
La rentabilidad del Bitcoin respecto al oro ha sido bastante superior en estos últimos años. Mientras que el oro tiene una trayectoria duradera  a lo largo de los siglos, el Bitcoin acaba de nacer. La volatilidad del Bitcoin es muy alta, pero hay oscilaciones en el precio muy bruscas y es una inversión mucho más arriesgada que invertir en metales preciosos.
En resumen el Bitcoins está superando todas las expectativas, por lo que creemos que  a corto plazo puede ser una inversión más rentable pero con mucha más incertidumbre y riesgos que invertir en metales preciosos que es muy recomendable a medio y largo plazo, por lo que ambas opciones son perfectamente compatibles.

IndaloGold acepta el pago con Bitcoins
En cualquier caso en La Tienda Online IndaloGold, aparte de comercializar este metal precioso el oro de inversión, nos gusta ofrecer al cliente dependiendo de las tendencias del mercado y de las circunstancias personales de cada cliente, distintas alternativas de pago.

En La Tienda Online IndaloGold, puedes comprar oro y pagar con bitcoins , la moneda virtual que aceptamos como forma de pago. La rentab...

¿Sabes cómo se fija realmente el valor del oro?


Muchas de las personas que acuden a La Tienda Online de Oro IndaloGold, no tienen muy claro a qué se debe que el valor de este preciado metal pueda variar en cuestión de segundos. A todos ellos les explicamos que el precio del oro, como el de cualquier otra materia prima, sube y baja dependiendo de la oferta y la demanda mundial, aunque en este caso existen algunas peculiaridades a la hora de fijarlo como las que te vamos a contar a continuación en este post.

Gold Fixing

El precio del oro fue fijado por primera vez el 12 de septiembre de 1919 en las oficinas del banco NM Rothschild. Desde entonces, a ese valor se conoce como Gold Fixing y, casi un siglo después, sigue siendo establecido por los cinco miembros de la London Gold Fixing Association: las entidades bancarias Scotia-Mocatta, Capital Barclays, Deutsche Bank, HSBC y Societe Generale.

Los miembros de esta asociación fijan los precios de compra y venta del oro dos veces al día y lo hacen por vía telefónica. La primera de ellas a las 10:30 a.m. y la segunda a las 3:00 p.m, hora de Londres. Estos precios, que marcan el valor que tendrá el oro ese día, deben reflejar su cotización en dólares americanos. El Gold Fixing ha supuesto una referencia para las operaciones de compra y venta de este metal, tanto para los consumidores como para los inversores y bancos centrales del mundo.

Valor cambiante

Cada día, el Presidente de la London Gold Fixing Association anuncia un precio de salida del oro al resto de miembros de la asociación, los cuales los transmiten a bancos y clientes.

Si con ese precio de salida, el número de lingotes disponibles para la compra no está en equilibrio con el número destinado a la venta, se vuelve a fijar un nuevo precio hasta que el valor del oro esté más proporcionado. ¿Y cuándo se alcanza ese valor? Pues cuando exista una diferencia aproximada de 50 lingotes entre la cantidad de oro a comprar y la cantidad a vender. Esta operación se repetirá las veces que sean necesarias hasta dar con el valor que ponga en equilibrio a compradores y vendedores.

Por lo tanto, los dos factores que resultan más determinantes en el valor que tiene el oro son:

* Su oferta, vinculada a la evolución de las existencias de oro depositadas en los bancos centrales, en las cifras de producción de oro, reservas…

* Su demanda, dependiente de la joyería y las previsiones de compra, especialmente de tres países principales: India, China y EEUU.

A estos dos factores debemos unir otros que resultan claves como es el caso de los tipos de interés, la inflación y el dólar.

La Bolsa de Londres

Otra peculiaridad que tenemos que tener en cuenta es que así como las bolsas tienen un único precio de cierre, la cotización del oro está variando constantemente. Para ser más exactos, se trata de una cotización variable durante 23 horas al día. Solo existe 1 hora en la que el precio del oro se mantiene estable y es el momento en el que termina la sesión de Bolsa de la Costa Oeste de EEUU y justo antes de que empiece la de Tokio. Este intervalo de tiempo, se produce entre las 22:00 h. y las 23:00 h. hora de Londres.


¿Estás interesado en invertir en oro y no conoces cómo funciona este negocio? No te preocupes, aquí encontrarás un espacio que te ayudará a descubrirlo. Y en cualquier caso, ya sabes que en La Tienda Online de Oro IndaloGold  estaremos encantados de poder asesorarte en todo lo que necesites, además de realizar la transacción de oro, y monedas.

Muchas de las personas que acuden a La Tienda Online de Oro IndaloGold, no tienen muy claro a qué se debe que el valor de este preciado...

¿Por qué los Reyes Magos obsequiaron oro, incienso y mirra?


Para creyentes, los Reyes Magos representan a todos los pueblos del mundo a quien Jesús ofrece un mensaje de salvación. Ellos obsequiaron al Niño Jesús oro, incienso y mirra, como símbolos para la humanidad. Poco sabemos que ocurrió con sus vidas, después de ello.
El oro, era un metal precioso, comúnmente dado a los reyes, por tanto era justo imaginar, que sería elegido para obsequiarlo al Rey recién nacido. El incienso, era ofrecido a los Dioses, según diferentes costumbres religiosas. En el mismo sentido, reconocían el poderío del niño recién nacido, como un Dios de luz para la humanidad.
Y la mirra, era el material utilizado para embalsamar a los cuerpos de los difuntos. Esto indicaba que Jesús además de Rey y Dios era hombre y a la vez, la mirra era un anuncio de que iba a morir por nosotros.
Baltasar entregó el preciado oro a Jesús ya que éste era considerado el ‘Rey de Reyes’ y ese presente era el que estaba destinado para los monarcas y altos dignatarios.
Gaspar obsequió al Mesías con incienso, pues se trataba del hijo de Dios y a las divinidades se les rendía culto en los altares quemando incienso.
Melchor ofreció la mirra por que Jesús era hombre y como tal moriría joven, siendo necesaria esa resina para que su madre (María) pudiese ungir el cuerpo sin vida cuando llegase el momento del deceso.
Los Reyes Magos se encuentran en la catedral de Colonia
Existen pruebas palpables acerca de los restos de aquellos tres sabios que, en 1164, en pleno apogeo del Sacro Imperio Romano Germánico, el emperador Federico I Barbarroja regaló a la ciudad de Colonia.
Las reliquias fueron trasladadas de Milán a Colonia es un hecho histórico y fue considerado como un gran honor. Además de una inversión muy rentable. Así como hoy se invierte en candidaturas olímpicas o se ficha a famosas operadas para levantar cadenas de televisión, adquirir un tesoro de la Cristiandad como este en el siglo XII garantizaba un empujón sostenible a la economía de la ciudad que las consiguiese, y así fue como, tras el traslado anunciado a bombo y platillo, miles y miles de peregrinos comenzaron a llegar a Colonia llamados por la fascinación que hasta hoy han seguido ejerciendo los personajes bíblicos.
“El relicario, en forma de basílica, tiene proporciones gigantescas”
En 1248, Colonia era ya centro internacional de peregrinación e inició la construcción de una catedral que estaría a la altura de tal tesoro.
Hoy, dicha catedral, cuya construcción duró más de 600 años, es uno de los monumentos góticos más impresionantes de Europa. Aquellos peregrinos debían quedar tan impresionados como nosotros ante los rascacielos de Dubái y hoy en día sigue siendo una de las 10 iglesias más grandes del planeta.
El relicario en forma de basílica tiene proporciones gigantescas para esta clase de urnas: 2,20 metros de longitud de oro y plata macizos, esmaltes y joyas de incalculable valor. Fue realizado por el mejor artista francés de la época, Nicolás Verdún, y los maestros orfebres de Colonia la terminaron hace 800 años.
Por más increíble, resulta que los restos de aquellos tres sabios de Oriente, cuya identidad no pudo ser desvelada a través de los siglos, acabasen realmente en ese cofre, una magnífica pieza de orfebrería medieval en oro macizo situada detrás del altar mayor. Pero resulta que hay cierta constancia documental.
En el año 300 de nuestra era, la emperatriz Elena, madre del emperador romano Constantino, se dedicó a rescatar reliquias religiosas. Según los archivos, fue en Saba donde consiguió reunir de nuevo a Melchor, Gaspar y Baltasar y ordenó su traslado a Constantinopla, la actual Estambul, donde permanecieron durante tres siglos en una capilla ortodoxa.
En tiempos de la Segunda Cruzada, el obispo de Milán, San Eustorgio, religioso noble de origen helénico, visitó Constantinopla para que el emperador le permitiera aceptar su reciente nombramiento. El emperador no solo dio su consentimiento, sino que le hizo, además, un regalo inolvidable: las veneradas reliquias.
Para trasladarlas adquirió dos robustos bueyes y un carro, hizo cargar sobre éste el sarcófago de granito y emprendió un viaje que acabó envuelto en leyendas. Una de ellas relataba que la misma estrella que mostró el camino de Belén, resplandecía en la ruta de San Eustorgio.
Otra cuenta que, al cruzar los Balcanes, un lobo hambriento atacó y desgarró a uno de los bueyes. San Eustorgio, que para eso era santo, dominó a la fiera y la unció al yugo vacante, de forma que, a fuerza de látigo, el lobo salvaje se transformó en lobo de tiro y San Eustorgio llegó a Milán en un carro tirado por un buey exhausto y un lobo manso, cargado con las reliquias.
Y allí fue donde las encontró Federico Barbarroja, que en sus guerras de conquista saqueó esta ciudad junto a buena parte del norte de Italia y las llevó consigo hasta Colonia protegidas por uno de los mayores dispositivos de seguridad de la Edad Media y en un viaje. “Son 350 kilos de oro, plata y vermeil, incrustaciones preciosas, esmaltes, figuras de marfil”
Muchos al leer esta nota, pensaríamos que dentro del relicario reposan muy posiblemente los cráneos de Melchor, Gaspar y Baltasar, en tres cajas forradas de terciopelo y brocado, cada uno de ellos envuelto en la seda más fina y protegidos por un sarcófago de 350 kilos de oro, plata y vermeil (una mezcla de metales preciosos), incrustaciones con piedras preciosas, esmaltes y figuras de marfil ricamente adornadas que representan a la Virgen María, a los Reyes Magos y a los profetas.

Para creyentes, los Reyes Magos representan a todos los pueblos del mundo a quien Jesús ofrece un mensaje de salvación. Ellos obsequiar...

¿Cuánto sabes sobre oro?


Seguro que todas las personas que estamos involucradas en el comercio de este metal precioso conocemos diversos detalles y curiosidades del oro. A fin de cuentas, se trata de un material con una idiosincrasia muy especial, construida a lo largo de los siglos. Hoy te proponemos poner a prueba tus conocimientos.  De paso, seguro que descubres algún nuevo dato curioso con el que quedarte.

¿Qué es un quilate?

Empezamos con una sencilla. ¿Qué representa exactamente esta medida tan repetida al hablar de joyas de oro? La respuesta, siempre que hablemos de orfebrería, está en la pureza del oro empleado en una pieza. Concretamente, expresa qué proporción de oro hay en una aleación, medida en una fracción de 24. De este modo, por ejemplo, 18 kilates significan que 18 partes por 24 son oro (el 75%), y las 6 restantes corresponden a otros metales.

¿Cuál es el lugar del que más oro se ha extraído?

La respuesta a esta pregunta es tan clara como sorprendente, y es que se calcula que entre un 40 y un 50 por ciento de todo el oro que se ha extraído a lo largo de la historia procede de una sierra sudafricana: el Witwatersrand, donde se encuentra Johannesburgo. Dos en una: tal es la relevancia económica de este accidente geográfico que da nombre a la moneda del país, el rand.

¿De dónde procede la denominación ‘onza troy’?

Uno de los elementos más reconocibles de la idiosincrasia del oro y otros metales preciosos es esta unidad empleada para medir su peso, que no es exactamente igual que la onza común. Probablemente sepas que equivale a unos 31,1 gramos, ¿pero por qué la llamamos así? La teoría más extendida es que proviene de la ciudad francesa de Troyes, cerca de París, que poseía una intensa actividad comercial ya en la Alta Edad Media y atraía a mercaderes ingleses.

¿Cuánto oro hay en una medalla olímpica?

Pocos objetos de oro son tan icónicos y paradigmáticos como las medallas que reconocen a los campeones en los Juegos Olímpicos, pero lo cierto es que su contenido en oro apenas pasa del 1% necesario para el baño: unos 6 gramos. La base se fabrica actualmente en plata esterlina. Como curiosidad, en las primeras ediciones de los JJOO modernos se entregaron pequeñas medallas de oro macizo.


¿Qué tal ha ido la prueba? Te recordamos que para seguir aprendiendo sobre el oro y todo lo que le rodea es una buena idea mantenerte atento a las publicaciones del blog sobre el oro de La Tienda Online IndaloGold.

Seguro que todas las personas que estamos involucradas en el comercio de este metal precioso conocemos diversos detalles y curiosidades...

¿Sabe cómo tributa su Compra de oro?


Determinar qué impuestos del oro debían tributar las empresas dedicadas a la compra-venta de este metal a particulares ha traído ríos de tinta durante un tiempo. Afortunadamente, el conflicto vivido entre las Administraciones de Hacienda Autonómicas y las empresas de este sector parece haber llegado a su fin. Pero como el camino ha sido largo, hoy nos gustaría realizar un repaso por este recorrido y analizar las opciones legales que se plantearon desde que comenzaron a surgir este tipo de empresas hasta nuestros días:

Primera alternativa de impuestos del oro: IVA
En un primer momento, se pretendió que las empresas que se dedicaban a la compra de oro a particulares pagaran un precio sobre el que debería aplicarse el Impuesto sobre el Valor Añadido, igual que tienen el resto de los bienes y servicios que adquirimos. Sin embargo, esta alternativa no tenía ningún sentido ya que en la transacción intervenía una persona física que vendía un producto (oro) y como tal, no podía aplicarle un tributo como el IVA.

Segunda alternativa de impuestos del oro: ITP
El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales es un impuesto que recaudan las Comunidades Autónomas. Que la compra de oro tributara mediante este impuesto dio lugar a una “caza de brujas” en la que muchos establecimientos dedicados a la compra-venta de oro sufrieron sanciones impuestas por la Administración que en muchos casos la Justicia anulaba posteriormente debido a la laguna legal que existía al respecto.

La solución del TEAC
En octubre del pasado año, el Tribunal Económico-Administrativo Central recurrió a la posibilidad que otorga la Ley General Tributaria para aprobar una resolución que por fin daba cierta coherencia a esta cuestión, unificando criterios y modificando muchas de las posturas que había habido hasta entonces.
Según este Tribunal, “la compra a particulares de oro y otros metales por parte de quienes ostenten la condición de empresarios o profesionales del sector, queda fuera tanto del ámbito del IVA como del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales”. De esta forma y según el Real Decreto 77/388/CEE, la compra de oro de inversión quedaba exenta de tributos. Pero, ¿qué se considera oro de inversión desde el punto de vista fiscal?

Pues tal y como se recoge en la página de la Agencia Tributaria, la compra de oro de inversión incluye la adquisición por parte de empresas profesionales de oro físico, es decir, lingotes y monedas. En el caso de los lingotes, estos deben estar compuestos por oro igual o superior a 995 milésimas y, en el caso de las monedas, deben ser de ley igual o superior a 900 milésimas, acuñadas con posterioridad al año 1800, haber sido de curso legal en su país de origen y comercializadas por un precio no superior al 80% del valor de mercado del oro contenido en ella.

Si estamos ante uno de esos dos supuestos, hablaríamos de oro de inversión y por lo tanto estaría exento del pago de cualquier tributo: ni IVA ni ITP.

Con esta resolución se conseguía, en primer lugar, poner fin a la disparidad de criterios que había entre las Administraciones Públicas y los Tribunales en lo referente a los impuestos del oro.

Determinar qué impuestos del oro debían tributar las empresas dedicadas a la compra-venta de este metal a particulares ha traído ríos d...

Sabes cómo encontrar oro en la tierra



¿Alguna vez te has preguntado cómo encontrar oro en la tierra? Tanto si simplemente te pica la curiosidad como si has pensado en echarte la maleta al hombro e irte a la aventura en busca de pepitas como no poca gente sigue haciendo alrededor del mundo, desde la Tienda Online IndaloGold te aclaramos algunos conceptos básicos al respecto.
Las técnicas para encontrar oro más famosas
Lo primero que es necesario entender es que existen dos formas fundamentales de encontrar oro en la naturaleza. La primera de ellas sería lo que se conoce técnicamente como una mina o un filón, de donde viene precisamente el término popular. Se trata de los depósitos naturales del oro, donde se lo encuentra generalmente en forma de pequeñas partículas incrustadas en cuarzo, pirita u otros minerales.
Hay entusiastas que rebuscan, armados con detectores de metales, en rocas y suelos de zonas cercanas a antiguas explotaciones o en las que existan indicios de presencia de oro –como vetas rojizas o doradas en ciertas rocas–, lo que deviene en una actividad recreativa pero siempre con una cierta esperanza de fondo. No obstante, la forma más común de buscar y encontrar oro en la tierra es la otra, que solo puede ofrecer un botín modesto, pero también unas probabilidades mucho mayores.
Y es que en diversos lugares el oro ha sido erosionado de las rocas por la acción del agua y acumulado en depósitos aluviales, en el lecho de arroyos, escondido entre sedimentos de otros múltiples materiales. Es allí donde se realiza de forma habitual la práctica del bateo, consistente en filtrar con una esmerada técnica la arena recogida en un recipiente para tratar de encontrar las pepitas de oro que se puedan esconder en ella.
Existen lechos reconocidos por una presencia relativamente elevada de partículas de oro en los que incluso se llevan a cabo competiciones y eventos en torno al bateo. Mientras, otras personas siguen tratando de descubrir cauces aluviales en los que pueda existir una presencia desconocida del preciado material. Por supuesto, las compañías especializadas en la minería de oro disponen de otros medios tecnológicos para estudiar, detectar y encontrar la existencia de depósitos de oro en la tierra.
¿Te apetece lanzarte a la aventura? ¿Quién sabe lo que puedes llegar a hallar? La ‘pepita’ de oro más grande encontrada en la naturaleza pesaba nada menos que 20 kilogramos. Si por otra parte, esto no es lo tuyo, siempre puedes hacerte con tus piezas de oro en la Tienda Online IndaloGold.
La forma de obtener oro físico se ha convertido más fácil que nunca, a través de los Contratos de Compra con Descuento que ofrece IndaloGold.

¿Alguna vez te has preguntado cómo encontrar oro en la tierra? Tanto si simplemente te pica la curiosidad como si has pensado en ech...

¿Sabes cómo mantener tu colección de monedas?



¿Tienes una colección de monedas de oro? Si es así y no tienes muy claro cuál es la mejor forma de limpiarlas para que se mantengan en buenas condiciones, no dejes de leer este post en el que te lo explicamos con detalle. Comprobarás tú mismo que cuidar tus monedas resulta mucho más sencillo de lo que parece.

Obviamente, lo primero que debes tener en cuenta es que si tienes monedas antiguas, no pueden lucir igual que las monedas actuales recién emitidas. No van a tener ni el mismo brillo ni la misma intensidad de color que tuvieron en su día por mucho que se limpien, lo que no quiere decir que no haya que hacerlo cada cierto tiempo para garantizar su mejor conservación posible. Pero en general, podemos decir que no es recomendable limpiar mucho las monedas antiguas para no dañarlas ni alterar su estado. Debes aprender a apreciar su pátina, que además de ser una capa que las protege, es la mejor muestra de autenticidad de una moneda antigua.

La mayor parte de monedas antiguas, sean de oro, plata o platino, pueden limpiarse en agua tibia pero siempre sin frotar la pieza para no correr el riesgo de rayarla. Si por un casual, alguna de las monedas antiguas de tu colección tiene mucha suciedad u óxido, puedes probar a dejarla a remojo durante unas horas añadiendo al agua tibia un jabón neutro que ayude en su limpieza.

Si la suciedad no termina de irse, puedes recurrir a cepillar suavemente la moneda con un cepillo de ceras finas pero siempre sin hacer presión para evitar rayar la moneda y pasando el cepillo solamente por las zonas sucias u oxidadas.

En cualquier caso, hayas dejado tus monedas a remojo o las hayas cepillado para eliminar suciedad adherida, siempre tendrás que aclararlas con agua tibia para que no tengan ningún resto de jabón. Después llega la hora de secarlas con un paño de hilo suave, que no deje pelusas ni ensucie. La idea es secar las monedas sin frotar, simplemente pasando las monedas de una mano a otra dentro del trapo como si les dieras palmaditas.

Entre los trucos caseros más extendidos para limpiar monedas antiguas está el uso de aceite de oliva que resulta muy práctico pero siempre después de haber tenido las monedas a remojo y aclarándolas en profundidad una vez les hayas pasado el aceite.

Uno de los productos que debes evitar, además de disolventes, lejías y demás sustancias agresivas, son los limpiadores de monedas. Realmente estos productos limpian las monedas en profundidad pero les dejarán un brillo antinatural que no es propio de monedas antiguas, pudiendo hasta perder su valor coleccionable.

Como señalábamos a lo largo del post, podemos asesorarte si te surgen dudas respecto a la mejor forma de conservar tu colección de monedas antiguas. Ya sabes que puedes contar con nuestra experiencia en cualquier momento.

¿Tienes una colección de monedas de oro? Si es así y no tienes muy claro cuál es la mejor forma de limpiarlas para que se mantengan e...