MOMENTOS DIFÍCILES: 10 CLAVES PARA SUPERAR LAS DIFICULTADES EN LA VIDA



¿Existe alguna receta para enfrentar los momentos difíciles en la vida? En algún momento todos tenemos que afrontarlos.
Lo primero que debes saber respecto a los momentos difíciles, es que estos pasarán y te dejarán lecciones de vida invaluables.
Sin embargo, no siempre será fácil, normalmente solemos olvidar la importancia de las dificultades y pensamos que este es nuestro final. Sentimos como si estos momentos difíciles jamás fueran a terminar.

10 Claves para superar los momentos difíciles de la vida

Aquí tienes 10 secretos que te harán aprovechar al máximo los momentos difíciles, los cuales no solo te enseñarán cómo ser feliz sino que te permitirán seguir en búsqueda de tus objetivos.

1. La resistencia es la causa del sufrimiento:
Existen situaciones en la vida que sencillamente no podemos cambiar. Cuando vives una situación de esta índole tienes dos opciones: adaptarte a ellas y progresar, o quedarte estancado y seguir sufriendo.

2. El problema es como miramos el problema:
Todos es cuestión de perspectiva. Cuando para muchos se está pasando por momentos difíciles, para unos pocos se está fraguando una nueva oportunidad. Si cada problema que vives lo miras como un retroceso, así lo será.

Si por contrario lo ves como una oportunidad para aprender, mejorar y quedarte con una nueva lección, los problemas serán totalmente distintos para ti.
Recuerda que no es el problema como tal, es tu mentalidad y la manera cómo lo afrontas.

3. Para cambiar algo, primero tienes que cambiar tú:
Tus circunstancias son reflejo de tu vida interior. Si vives estresado (aprende cómo quitar el estrés), de mal genio y con ganas de pelear, eso es lo que encontrarás en tu día a día: peleas, momentos difíciles y motivos para sentir estrés.

4. No existen fracasos, solo aprendizajes en el proceso:
Tenemos una visión equivocada del fracaso. Nos han vendido la idea de que cada vez que cometemos un error nos estamos alejando de nuestra búsqueda de cómo ser exitosos.

5. Aprecia el momento que estás viviendo:
Vives pensando en tu pasado. Te dices que todo pasado siempre fue mejor. Vives en una nostalgia que te impide disfrutar de tu presente, el cual será tu pasado dentro de algunos años.

Asegúrate de disfrutar el momento que estás viviendo, aun cuando sean momentos difíciles; construye recuerdos para tu futuro, y no dejes de vivir independientemente de lo que estés pasando…
Recuerda que por algo se llama presente: un regalo que te dio hoy la vida.

6. Agradece el valor que tienen tus temores:
El valor de tus miedos se mide cuando eres capaz de superarlos. Cuando enfrentas un temor y lo superas demuestras que no solo quieres ser mejor, sino que no permites que un miedo te paralice.

Tener temores no te hace inferior a los demás, pero quedarte lleno de miedo, paralizado y pensando en cada una de las consecuencias negativas que podrían tener tus actos, sí es una barrera bastante alta de superar en tu búsqueda de éxito.

Pregúntate, ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

7. Permítete disfrutar de la vida:
Está bien, la productividad y los resultados que tienes en tu vida son importantes. Cumplir con tus objetivos, madrugar, entregar informes, trasnochar y hacer lo que haya que hacer para cumplir…

¿Dónde quedó disfrutar la vida? ¿Compartir con tu pareja, amigos y familia? No todo es trabajo, no puedes olvidar que el proceso, es igual o más de importante que el resultado, ya que este primero tomará más tiempo, y si no lo disfrutas, al final nada habrá valido la pena.

Disfruta la vida, escapa de la rutina y haz algo que te apasione.

8. Deja de compararte, tú eres tu punto de referencia
Para mejorar no tienes que mirar a la persona que tienes a tu lado, tienes que mirar a tu versión de ayer. Tú eres tu punto de referencia: son tus fortalezas en las que te tienes que enfocar, tus debilidades las que podrías mejorar y tu actitud la que tiene que cambiar.

No te compares con los demás y enfócate en tu desarrollo personal, cada quien vive su propia historia, momentos difíciles y experiencias. Puedes tenerlos como referencia si los admiras, pero no cometas el error de asumir que es lo mismo.

9. No eres la víctima
Deja de asumir el papel de víctima en tu vida. Tú no vives lo que el mundo quiera que vivas, tú vives lo que tienes en tu mente. Eres tu resultado, tus ideas, decisiones y pensamientos.

Asume el control de tu vida. Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te llevará al lugar en el que quieres estar mañana. Cuestiónate si ese revés que viviste es tan fuerte como para alejarte para siempre de tus objetivos.

10. Las cosas pueden y van a cambiar
Aunque suene cliché…”No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista”.
En serio, es cuestión de tiempo para que el dolor pase, para que esos momentos difíciles a los que no les encuentras salida llegue a su final, para que aprendas algo y lo apliques en tu vida.

Y si aún sientes que nunca va a terminar, es porque aún no has aprendido la lección.
No mires los momentos difíciles como retrocesos, míralos como lecciones de vida que necesitas.
Piensa en aquellos momentos difíciles que has pasado, y con toda honestidad pregúntate qué aprendiste. Con seguridad tendrás más de una lección valiosa para tu vida.

Recuerda: nada es imposible
Todo lo tienes en tu mente. Tienes que creer que es posible. Para terminar recuerda y memoriza esta frase de Tim Ferris:

“Piensa en grande y no escuches a las personas que te dicen que no se puede lograr. La vida es demasiado corta como para pensar pequeño”

¿Existe alguna receta para enfrentar los momentos difíciles en la vida? En algún momento todos tenemos que afrontarlos. Lo primero...

Tres motivos para comprar lingotes de oro


Si estás pensando comprar oro como inversión, no dejes de leer este post en el que te contamos por qué razones deberías hacerlo en forma de lingotes. La mayoría de las personas piensa que las monedas son la opción más asequible, sin embargo, la variedad de peso que tienen los lingotes de oro hace que esta alternativa resulte más accesible a todos los bolsillos de lo que puede parecer a priori.

Primas más bajas sobre el precio al contado

En términos generales, las primas que se cobran por la compra de lingotes de oro suelen ser menores que las que tienen las monedas de oro de inversión. Aunque todo depende de la situación del mercado y del establecimiento donde se efectúe la compra, como te decíamos, normalmente “sale más barato” comprar oro físico que oro en forma de monedas o joyas, de ahí que se trate de una opción a tener en cuenta cuando se está barajando la inversión en este metal.

Mejor inversión a largo plazo

Si una persona dispuesta a comprar oro como inversión no tiene prisas por obtener beneficios y prefiere una inversión segura que le aporte rentabilidad a largo plazo, lo ideal es que compre oro físico. Obviamente, hay que valorar que los gastos de almacenamiento y gestión del oro no resulten demasiado elevados pero, de no ser así, la compra de lingotes de oro físico garantiza una buena rentabilidad a largo plazo.

Más cantidad de oro físico por inversión

Y por último, el tercer motivo por el que te invitamos a comprar lingotes de oro como inversión es que cuanto mayor sea el peso del lingote, más barato será el precio por gramos físico de oro. De hecho, los lingotes de oro físico que se negocian en los mercados internacionales suelen ser los lingotes de oro Good Delivery y pesan alrededor de 12,5 kilogramos o 400 onzas.

Como siempre, antes de realizar esta operación, lo mejor es que te pongas en manos de una empresa especializada en la compra-venta de oro como IndaloGold, donde te ofrecemos un asesoramiento serio y profesional, además de la posibilidad de comprar oro como inversión. En nuestra página web puedes ver una sección dedicada en exclusiva a los lingotes de oro, ¡échale un vistazo!

Si estás pensando comprar oro como inversión, no dejes de leer este post en el que te contamos por qué razones deberías hacerlo en form...

¿Por qué el oro es tan valioso?


El oro no solo es un metal valioso por su cotización objetiva, sino que además es alrededor del mundo y a lo largo de la historia todo un paradigma de riqueza y lujo. Se trata probablemente del material en la Tierra que cualquier persona identificaría instantáneamente con estos conceptos, y no es para menos, porque hace muchos siglos que tiene esta consideración, sin comparación con ningún otro elemento. ¿Por qué el oro es tan valioso, entonces? ¿Podemos identificar razones detrás de este fenómeno?

Algunos estudiosos han tratado de analizar la misma naturaleza del metal para tratar de hallar respuestas. Parece claro que se puede identificar como un factor primordial de la valía de un material su escasez o rareza, pero el oro, si bien se puede ubicar en esta categoría, no se encuentra entre los metales más escasos del mundo. Por otro lado, el valor del oro está asociado en parte a su elección histórica como material para elaborar monedas, cabe fijarse en su estabilidad, su escasa reactividad con otros compuestos y su maleabilidad, aspectos en los que supera a los demás metales considerados nobles, con la excepción de la plata. Además, precisamente el hecho de que sea escaso, pero no tanto, contribuye a que pudiera ser viable su utilización para fabricar dinero.

La belleza detrás del valor del oro

El profesor Andrea Sella explicaba a la BBC una posible clave que, si bien resulta a priori más subjetiva, merece la pena tener en cuenta: el valor de la belleza. Y es que en el aspecto meramente visual también podemos encontrar señas de distinción: la coloración y el brillo del oro lo diferencian de cualquier otro metal, que en su mayoría muestran distintos gradientes grisáceos o plateados.

A partir de estas posibles explicaciones naturales, podríamos decir que los designios de la historia hicieron su trabajo, con aspectos clave como el establecimiento del patrón oro al que fueron ligadas muchas monedas nacionales durante siglos. Se generó toda una mitología en torno al oro que se retroalimenta con su valor económico. La constante demanda que continúa recibiendo este metal en joyería y artículos de lujo, así como en ciertos usos industriales, contribuye a que mantenga una alta y estable valoración.

Ya conoces el porqué del valor del oro. Si estás interesado en conocer más curiosidades sobre este metal, no dudes en visitar nuestra web www.indalogold.com donde tendrás más información. ¡Te esperamos!

El oro no solo es un metal valioso por su cotización objetiva, sino que además es alrededor del mundo y a lo largo de la historia to...

Cuánto debo esperar para que me rente mi inversión en oro


¿Te has planteado en alguna ocasión comprar lingotes de oro? Seguro que más de una persona te ha dicho que el oro es un valor refugio y que, pase lo que pase, tu inversión saldrá siempre bien parada. Pero lo que quizás no te hayan contado es cuánto tiempo debes esperar para que esa inversión comience a ser rentable, justo lo que hoy queremos compartir contigo en este post.

Uno de los aspectos que tienen en cuenta los inversores particulares a la hora de comprar oro es en qué momento quieren comenzar a disfrutar de los beneficios de su adquisición, ya que ese plazo determinará notablemente la forma de comprar este metal.

Oro físico para el largo plazo

Por ejemplo, si una persona no tiene prisas por comenzar a tener beneficios y prefiere una inversión segura que le aporte rentabilidad a largo plazo, lo ideal es comprar oro físico. Obviamente, hay que valorar que los gastos de almacenamiento y gestión del oro no supongan una buena porción del pastel pero de no ser así, la compra de lingotes de oro físico garantiza una buena rentabilidad a medio-largo plazo (más de 3 años).

Monedas y fondos de valores para el corto plazo

Si por el contrario, un inversor quiere que su oro comience a rentar lo antes posible, debe optar por adquirir ETFs, es decir, fondos de valores que coticen en bolsa, en este caso, por el valor que el oro adquiera en cada momento. Resultan muy prácticos para proteger la inversión cuando caen los precios de las acciones ya que aseguran la máxima transparencia y evitan los gastos derivados de comprar oro físico y almacenarlo. El problema de realizar este tipo de inversiones es que uno mismo no dispone del oro físicamente y está abierto a la posibilidad de que haya o exista una bancarrota o la empresa depositaria de la ETFs pueda quebrar.

La compra de monedas de oro es otra forma de conseguir que la inversión en este metal rente a corto plazo. Existen muchas monedas que carecen de valor numismático y su precio en el mercado depende solo de la cantidad de oro con el que estén compuestas. Su gran ventaja reside precisamente en eso, en que permiten comercializar el oro en un “formato” mucho más accesible y manejable para todo el mundo. Desde comercios a inversores, son muchos los que están dispuestos a comprar o pagar con monedas de oro, de ahí que quien adquiera oro en esta forma, tiene muchas opciones de rentabilizarlo a corto plazo.

En cualquier caso, debes saber que en la actual situación política y económica en la que vivimos, las bolsas están buscando oro físico como forma de mantener su riqueza a salvo de los vaivenes de los mercados financieros. Por eso, lo mejor en estos momentos es tener paciencia y no deshacerse de lingotes de oro ya que será cuestión de poco tiempo el que empiecen a rentar mucho más.

Y como siempre te decimos llegado este punto, lo mejor que puedes hacer si quieres invertir en oro es ponerte en manos de personal especializado que pueda aconsejarte cuándo y cómo es la mejor forma de hacerlo. En la Tienda Online IndaloGold encontrarás un equipo comprometido que te ayudará a sacar el máximo partido de tu inversión.


¿Te has planteado en alguna ocasión comprar lingotes de oro? Seguro que más de una persona te ha dicho que el oro es un valor refugio y...

¿Cómo se extrae el oro en la naturaleza?


¿Te preguntas cómo se extrae el oro del medio natural? ¿Tienes aunque sea una ligera idea de la respuesta? En caso negativo, te invitamos a seguir leyendo porque en este artículo te daremos la respuesta.

Para encontrar el antecedente del método de extracción que se usa en la actualidad hemos de remitirnos hasta el siglo XVI. En el año 1557, un minero alemán que trabajaba en unas minas de mercurio en España descubrió por casualidad la denominada “amalgamación”, procedimiento para extraer oro o plata de otros minerales con escaso contenido en estos metales preciosos. Se trataba simplemente de pulverizar la roca echando mano del mercurio. Siglos después, en 1848, se encontraba oro en río Sacramento (EEUU). Comenzaba así la famosa “fiebre del oro”. Después, en 1883 los hermanos Frederick y Henry Struben iniciaban la extracción de oro de las Montañas Witwatersrand (Sudáfrica).

Minería y extracción del oro

Lo que nos interesa verdaderamente es el momento actual del sector de la minería y la extracción. A día de hoy, el oro se obtiene de tres tipos de rocas: ígneas, metamórficas y sedimentarias. Este metal precioso se forma en filones hidrotermales, normalmente relacionados con cuarzo y sulfuros. Aparece pues diseminado en las rocas que comentamos. Teniendo en cuenta que es relativamente inerte, el oro se suele encontrar como metal, en ocasiones como pepitas grandes. De todos modos, la mayoría de las veces está presente en la naturaleza en forma de pequeñas inclusiones en algunos minerales. Por ejemplo, vetas de cuarzo, pizarra, rocas metamórficas y depósitos aluviales como arenas y gravas. En estos casos, para obtenerlo recurrimos a lo que se conoce como “bateo”. Batear no sino utilizar un recipiente plano, en forma de plato hondo, para lavar la arena y la grava quedándonos con los materiales más pesados como en este caso el oro.

El agua de mar contiene además concentraciones bajas de oro. Tan bajas que estamos hablando de unas 10 partes de oro por cada billón de partes de agua. En cambio, en el plancton y el fondo marino se acumulan concentraciones superiores. De todos modos, a día de hoy no existen procedimientos adecuados para extraer este oro marino.

Seguro que eres consciente de que el oro es muy escaso y que de ahí viene su elevado precio, su alta cotización. Como decimos, para extraer el oro de otros minerales hay varios procedimientos. Uno es, usando mercurio y cianuro, molerlo y arrastrarlo hasta separar las partículas de oro del resto. Lo obtenido se coloca sobre una plancha de cobre amalgamada con mercurio por la que corre agua. Así, el oro se amalgama y el agua lava las impurezas. Con este proceso se obtiene oro con una riqueza del 70%.

Se puede recurrir también a la llamada cianuración. Consiste en lixiviar el mineral triturado con una disolución débilmente alcalina de hidróxido de calcio con cianuro sódico o potásico. Por su parte, el proceso de refinado del oro bruto se puede hacer mediante electrólisis o por el método Miller. En este último caso, se trata de pasar una corriente de Cl2 (cloro) por el fundido de oro bruto.

¿Cómo se extrae el oro en la minería? A través de los yacimientos. A día de hoy, estas cinco son las mayores minas de oro del mundo:

Muruntau (Uzbekistán): es la mayor mina a cielo abierto del mundo, por extensión, y la quinta en profundidad.

Pueblo Viejo (República Dominicana): en 2016 produjo un total de 1,167 millones de onzas de oro. En cuanto a sus reservas, se estiman en unos 13,48 millones de onzas.

Goldstrike (Estados Unidos): Si hablamos de minería y extracción de oro, Goldstrike juega un papel fundamental, ya que se trata del yacimiento de oro más productivo del hemisferio norte. Es propiedad de la mayor minera de oro del mundo, Barrick Gold. Se estima que su vida útil se extienda hasta 2023 para la extracción subterránea; hasta 2027, para la extracción a cielo abierto y hasta 2032 para las operaciones de procesado.

Grasberg (Indonesia): comprende tres minas operativas con unas reservas de alrededor de 25,8 millones de onzas de oro.

Cortez (Estados Unidos): como Goldstrike, está en el estado de Nevada. Produjo 1,059 millones de onzas de oro en 2016, un 6% más que el año anterior.

Ahora ya tienes más información sobre la forma en la que se obtiene el oro en la naturaleza.

¿Te preguntas cómo se extrae el oro del medio natural? ¿Tienes aunque sea una ligera idea de la respuesta? En caso negativo, te invitam...

13 Claves para alcanzar la libertad financiera


¿Qué puedes hacer para alcanzar la libertad financiera? Aquí les dejamos las claves más importantes para conseguirlo.

1. Analiza detenidamente cómo quieres que sea tu vida y para qué quieres alcanzar la libertad financiera
Si tienes claro que quieres hacer con tu vida una vez que alcances la libertad financiera te será mucho más fácil luchar para conseguirla.

2. Ahorra
El dinero que ahorres te servirá en los distintos pasos que vayas dando para alcanzar la libertad financiera. Es por esto que ahorrar debe llegar a convertirse en un hábito para ti.
Los expertos en finanzas personales aconsejan que te pagues a ti mismo primero. ¿Qué significa esto? Pues que cuando recibas tus ingresos mensuales (si trabajas por cuenta ajena estos ingresos provendrán de una nómina), lo primero que debes hacer es ahorrar un porcentaje de lo que hayas cobrado, y luego ya puedes hacer el resto de pagos y gastos. Esto has de hacerlo todos los meses, moviendo ese dinero a una cuenta de ahorro distinta de tu cuenta corriente. Será un dinero que no dispondrás para gastar, y salvo que tus ingresos decaigan drásticamente, debes mantener siempre el mismo porcentaje, e incluso ir aumentándolo con los años.
¿Qué porcentaje de nuestros ingresos mensuales debemos ahorrar? Los expertos recomiendan que cuanto más mejor, pero se puede empezar por un 10%.

3. Aumenta tus ingresos
Mientras dependas de un trabajo para ganarte la vida, y no hayas alcanzado aún la libertad financiera, intenta ser mejor en tu trabajo para que tus ingresos puedan aumentar. Trata incluso de ascender en tu trabajo, pero sin comprometer en exceso tu vida familiar y personal. Recuerda que se trata de tener más ingresos para que te resulte más fácil alcanzar la libertad financiera, pero evita quedarte atrapado en un trabajo que absorba todo tu tiempo y energía.
Si crees que no ganas lo suficiente en tu trabajo actual, y tus demandas para que te paguen mejor no son atendidas satisfactoriamente, cambia a otro trabajo mejor pagado.

4. Mantén siempre el mismo nivel de vida aunque tus ingresos aumenten
A medida que tus ingresos vayan aumentando, no cometas el error de aumentar tu nivel de vida en la misma proporción al aumento de tus ingresos. Mantén tu nivel de vida en unos niveles que se puedan corresponder con una vida sencilla y digna, independientemente de cuales sean tus ingresos. Lo más normal es lo que hace la mayoría de la gente, que a medida que progresa en su carrera profesional, y va ganando cada vez más dinero, va aumentando su nivel de vida al mismo ritmo, o incluso a veces por encima del crecimiento de sus ingresos hasta el punto que acaban recurriendo al endeudamiento como solución para mantener ese nivel de vida por encima de sus posibilidades.

5. Controla tus gastos
Es importante que además de ahorrar seas consciente de la importancia de controlar tus gastos porque cuanto más dinero necesites para vivir, más difícil te resultará alcanzar la libertad financiera. Controlar tus gastos conlleva además ser consciente de los costes ocultos asociados a la compra de determinados bienes y propiedades. Por ejemplo, si decides comprarte un coche, no sólo debes tener en cuenta el importe de la compra sino también otros gastos que no son nada despreciables como combustible, revisiones, reparaciones y gastos de mantenimiento en general, seguro, aparcamiento, multas e impuestos. Cuando compras una vivienda ocurre algo parecido, has de tener en cuenta el pago de la comunicad y de los impuestos. Al final todo suma en tu contra, por lo que debes valorar muy bien si te merece la pena asumir esos gastos.

6. No te endeudes
Las deudas son el peor enemigo del ahorro y de la liberad financiera, así que evita endeudarte o si lo haces endéudate lo menos posible. En el caso de que tengas deudas intenta eliminarlas lo antes posible.

7. Simplifica tu vida y céntrate en lo que a ti te importe
Simplificar tu vida no sólo te ayudará a tener menos gastos, sino que también evitará que malgastes tu tiempo, y hará que te puedas enfocar en alcanzar tus objetivos.

8. Invierte en ti mismo
Fórmate, lee, estudia. Invertir en tener más conocimientos te ayudará a tener más y mejores opciones para conseguir ingresos pasivos, y mientras dependas de un trabajo para vivir, estar mejor preparado facilitará que puedas obtener mayores ingresos por tu trabajo.

9. Acércate a los mejores
Relaciónate con gente que te pueda inspirar y de la que puedas aprender, e incluso con la que puedas colaborar a la hora de emprender algún proyecto.

10. Evita las creencias limitantes y analiza tu relación con el dinero
Si piensas que no eres capaz de generar dinero de otra forma que no sea trabajando para otros, que sólo se puede ganar mucho dinero si eres poco ético, si ves el dinero como algo sucio, y en tu familia te han inculcado sentimientos despectivos hacia las personas que se esfuerzan para ganar más dinero que la mayoría, entonces te resultará muy difícil llegar a alcanzar la libertad financiera. Elimina de tu mente cualquier idea limitante o negativa relacionada con el éxito y el dinero.

11. Invierte tu dinero (con cabeza)
Ahorrar no es suficiente. Tu dinero necesita crecer y multiplicarse, y si no lo inviertes el efecto negativo de la inflación hará que cada año que pase tu dinero valga menos. Invierte tiempo y dinero en aprender a invertir mejor tu dinero.

12. Trabaja para tener activos que te generen ingresos pasivos
La libertad financiera requiere de tener activos que te generen los suficientes ingresos pasivos como para poder vivir sin trabajar. Para ser dueño de tu tiempo, de todo tu tiempo, tendrás primero que trabajar duro para conseguir los activos que te puedan proporcionar la libertad financiera. No tengas miedo a fracasar en alguno de tus proyectos.

13. Ten paciencia y se constante
No será fácil, requerirá trabajo duro, y cometerás errores por el camino.

¿Qué puedes hacer para alcanzar la libertad financiera? Aquí les dejamos las claves más importantes para conseguirlo. 1. Analiza de...

¿Qué es la libertad financiera?


Es posible alcanzar la libertad financiera, pero ¿cuáles son las claves para alcanzarla?

El término libertad financiera en realidad hace referencia a la riqueza en tiempo y no en dinero. Hay personas que a la vista de los valores de nuestra actual sociedad occidental pueden parecer triunfadores porque cuentan con elevadísimos ingresos económicos, pero que sin embargo se encuentran atrapados por sus empleos, sus negocios, sus deudas y su nivel de vida. Si eso es lo que quieren, perfecto, lo han conseguido, pero en muchos casos son infelices, y llegado el momento se dan cuenta de que realmente no viven una vida plena y libre, sino que a pesar de todo el dinero que ganan, y de todas las cosas que compran con ese dinero, son incapaces de vivir la vida que realmente quieren porque no tienen tiempo nada más que para trabajar, y se convierten en esclavos de su nivel de vida.

Ingresos pasivos
Trabajando como empleado o por cuenta propia (autoempleo) siempre estarás intercambiando parte de tu tiempo por dinero. Alcanzar la libertad financiera significa poder disponer de todo tu tiempo para poder hacer lo que quieras, sin tener que preocuparte por el dinero. Esto es así porque cuando alcanzas la libertad financiera tus ingresos ya no provienen de dedicar parte de tu tiempo a trabajar para otros, sino de activos que te proporcionan ingresos pasivos que son lo suficientemente elevados como para proporcionarte todo el dinero que necesitas para cubrir el coste de tu nivel de vida. Cuanto más elevado sea tu nivel de vida, tus ingresos deberán ser mayores, lo que implicará que te será más difícil alcanzar la liberad financiera.

Los ingresos pasivos pueden dividirse principalmente en dos tipos:
Ingresos pasivos de origen financiero. Intereses, dividendos, etc. En este caso es tu dinero el que trabaja para ti generándote más dinero.
Ingresos pasivos que requieren de un sistema, un negocio o un producto que de forma más o menos automatizada te proporciona ingresos recurrentes.
Existen muchos ejemplos de ingresos pasivos. A continuación te enumero algunos de ellos. Los dos primeros ejemplos corresponden a ingresos pasivos de origen financiero y los restantes a ingresos pasivos que requieren de un sistema, un negocio o un producto.

  • * Intereses de cuentas de ahorro
  • * Dividendos de acciones
  • * Derechos de autor de libros o música
  • * Derechos de licencia (royalties) de patentes de inventos
  • * Venta mediante máquinas expendedoras
  • * Alquiler de viviendas, locales o plazas de aparcamiento
  • * Venta de cursos online
  • * Venta de fotos en bancos de imágenes de pago
  • * Venta de software
  • * Venta de aplicaciones para dispositivos móviles
  • * Publicidad en aplicaciones para dispositivos móviles
  • * Publicidad en sitios web
  • * Publicidad en vídeos de YouTube
  • * Marketing de afiliación
  • * Tiendas online, más o menos automatizadas y con los principales procesos subcontratados

  • Si tienes un sistema que te permite generar un ingreso residual o pasivo, podrás disfrutar tranquilamente de la libertad financiera. La Tienda Online IndaloGold te ofrece el sistema creado para ti.

    ¡Ahora es el momento de tomar acción!

    Es posible alcanzar la libertad financiera, pero ¿cuáles son las claves para alcanzarla? El término libertad financiera en realidad...