El oro, un mineral extraterrestre

12:02 IndaloGold 0 Comments



¿De dónde proviene el oro? De las estrellas.

Seguro que habéis escuchado en incontables ocasiones  la frase de “el dinero no cae del cielo”, pues el oro sí.

La procedencia del oro se reduce a un complejo y no tan fácil de entender proceso químico que nos lleva a sitios muy alejados de nuestro mundo, a las estrellas y al universo en general. Por muy fantástico que parezca, el oro es un mineral extraterrestre

¿Pero cómo es posible?

La respuesta es “fácil”, hay que ver el oro como lo que realmente es, un elemento químico. Dicho elemento necesita pasar por unos procesos para poder alcanzar el estado de metal noble de gran densidad. Para que el metal se forme la reacción química necesita producirse a unas temperaturas elevadas, temperaturas que ni el ser humano, ni el propio sol con toda su energía, pueden crear. La única forma que existe para que el oro se forme, hasta ahora, son las explosiones de las supernovas.

Cuando una estrella muere, cuando alcanza el final de su vida se transforma en una supernova, una estrella de gran tamaño cuyo final es una explosión masiva de radio-actividad. Pero el final de una supernova significa el comienzo de la vida en otro sistema solar, como por ejemplo el nuestro.

En el núcleo de aquella detonación produce una energía que supera la energía de nuestro sol en millones de veces, es donde se forman todo lo que nosotros conocemos como elementos químicos pesados, tal como el oro, hierro, calcio y muchos otros.

Por lo tanto el oro que nosotros extraemos de la tierra se ha formado mucho antes que nuestro Sol y ha llegado a nuestro planeta gracias a las ondas expansivas de aquella supernova.

Se puede decir que el oro es milenario. Hasta el momento el oro nunca se ha destruido, por eso, cuando una joya de oro llega a nuestras manos, se posa sobre nuestro cuello, o se amarra a nuestro dedo, lo más probable es que sea milenaria. Es prácticamente imposible, que el oro que llevamos haya sido estrenado por nosotros. Quien sabe por cuantísimas historias habrán pasado esos pocos gramos, que sin duda, valen su peso en oro.



¿De dónde proviene el oro? De las estrellas. Seguro que habéis escuchado en incontables ocasiones  la frase de “el dinero no c...