La onza de oro como unidad de medida

12:14 IndaloGold 0 Comments



El término “onza” induce a menudo a equivocaciones, puesto que una onza alude a diferentes pesos. Además de la onza de peso, la cual se utiliza para determinar el peso de los metales nobles, existe también la onza como unidad de medida, ya utilizada en tiempos de los romanos.

Onza es un concepto que puede tener diferentes orígenes etimológicos. Cuando el término deriva del latín uncía, se emplea como un cierto peso o como una porción específica de algo. En concreto, en ese último caso deriva de una palabra latina que puede traducirse como “una de las doce partes en las que se divide una libra romana”.

Como unidad de masa, la onza más utilizada resulta equivalente a 28,7 gramos. Este peso surge de una división de la libra en dieciséis partes iguales: cada una de ellas es una onza.

Otro tipo de onza se conoce como onza troy, empleada para realizar el pesaje de metales. En este caso, la onza es equivalente a 31,1 gramos.

Cuando se habla del precio del oro normalmente se utiliza la expresión precio por onza de oro. Una onza equivale a 31,1034768 gramos de oro, el cual posee una pureza de 999,9. Además del oro, los precios de otros metales nobles como la plata, el platino o el paladio se indican también en onzas.

Muchas casas de la moneda nacionales toman la onza de oro como norma para la acuñación de monedas de inversión de oro.

Casi todas las monedas de oro de importancia, como la Filarmónica, el Nugget, el Liberty, el Krugerrand o el Panda están disponibles como moneda en una onza de oro.
También las monedas pequeñas se indican según su peso, por ejemplo en 1/20 de onza, 1/10 de onza, ¼ de onza o ½ onza.

Esto también se aplica a los lingotes de oro, en los que en algunos casos se indica además de su peso en kilogramos, en onzas.

Para los inversores es seguramente interesante tomar la onza como medida para poder comparar el precio del oro en intervalos regulares. Como es sabido, el precio del oro en las grandes bolsas de materias primas de Londres y Nueva York se indica en onzas.

De manera habitual, también utilizamos el término onza con otro sentido. En concreto, lo empleamos para referirnos a cada una de las porciones que dan forma a una tableta de chocolate. Un ejemplo de esto es: “No puede resistirme a comer una onza de chocolate”.

El término “onza” induce a menudo a equivocaciones, puesto que una onza alude a diferentes pesos. Además de la onza de peso, la cual s...