La importancia de los testimonios

14:55 IndaloGold 0 Comments



Los testimonios son el resultado o beneficio que se obtienen con los productos y con el negocio. Por tanto, son algo muy personal. Deben ser claros, breves, objetivos y verdaderos.

Los testimonios que se producen al principio son los más poderosos, especialmente los relacionados con las ganancias, porque la gente que aún no comienza se identifica más fácilmente con éstos que con los resultados logrados después de dos o tres años o más, en el negocio. Esto lo ven muy lejano. Ellos quieren saber qué tanto pueden ganar en un tiempo más breve, el primer día, la primera semana, el primer mes. Mientras aún no tenga sus propios testimonios, use los que ha escuchado en las reuniones y presentaciones: “Una señora ganó en su primer mes…”

Los testimonios más efectivos siempre son los más espectaculares y si éstos han de ser verdaderos, usted sólo tiene un momento para crear su propia historia, porque sólo tendrá un primer día, una primera semana, un primer mes, un primer año en el negocio. Precisamente por esta situación insistimos en la importancia de arrancar de inmediato haciendo su negocio, aunque todavía no conozca todo al respecto. Es relativamente sencillo, no tiene que saber mucho para poder arrancar o dar sus primeros pasos.

Tan pronto obtenga resultados con los productos y con el negocio, empiece a preparar sus testimonios, no importa lo pequeño que los mismos pudieran parecerle. Póngalos por escrito y procure que sean breves, claros y objetivos.

Luego apréndaselos para decir siempre lo mismo cuando necesite usarlos.  No olvide imprimirle toda su emoción al contarlos, ya que al principio esto es lo que más vende. En los testimonios acerca del negocio insista en lo sencillo que le fue firmar o invitar a sus primeros clientes, o ganar sus primeras regalías. Recuerde que en las ventas se dice que el 80% de las decisiones se basan en las emociones y solo el 20% en la lógica.

Cada testimonio, ya sea acerca de los productos o del negocio, no deberá durar más de uno o dos minutos, por lo que deben prepararse con cuidado ensayando lo que va a decirse.

Un error común en muchos clientes o afiliados consiste en lo siguiente: se sienten mal porque piensan que sus testimonios ya los han escuchado muchas veces sus compañeros y tienden a exagerarlos o a modificarlos, creyendo que es mejor decir cosas nuevas. Deben saber que sus testimonios van dirigidos a los prospectos o nuevos clientes y no a quienes ya son afiliados; por tanto, no importa que los repitan una y otra vez, ya que los prospectos no siempre serán los mismos.

Bien preparados y dichos con emoción, los testimonios constituyen evidencias vivas y palpables de que los productos o servicios funcionan y de que el negocio puede hacerse y aunque no lo digan, es lo que todos los prospectos quieren escuchar.

Te recomendamos que no te pierdas el próximo artículo: Cómo sacarle el máximo partido a los testimonios.

Los testimonios son el resultado o beneficio que se obtienen con los productos y con el negocio. Por tanto, son algo muy personal. D...