¿Sabes cómo deben ser tus metas y objetivos para conseguirlos?

14:57 IndaloGold 0 Comments



Específicas: siempre tienes que saber qué acciones tienes que tomar.

Medibles: para que sepas cuándo, cuánto esmerarse y como va tu logro.

Gratificantes: El logro de tus metas debe representar algo que premie significativamente el esfuerzo que estas realizando. Cuando hables de tus metas con otras personas o la pareja que te apoya entonces el logro se vuelve más gratificante.

Tener un sueño: Es bien sabido que las personas que tienen un sueño o razón lo suficientemente poderosa como para moverlas a la acción, por lo general, tarde o temprano, encuentran la forma de hacerlo realidad. Con frecuencia el fracaso no puede atribuirse a la falta de habilidad, sino mayormente a la imposibilidad de volver a soñar y esto impide la existencia de esa razón que nos impulsa a la acción.

Tener actitud optimista: Esta es una de las características distintivas de todo afiliado o cliente exitoso y de ello se desprende que es difícil derrotar a una voluntad optimista y apasionada por el triunfo mismo. Los triunfadores saben que la vida es un proceso que ellos controlan. Deciden siempre tomar las cosas de la vida con una actitud mental positiva, jamás se ven fracasando.

Fíjate metas concretas: Si no sabes a dónde vas, ya llegaste. Las personas que van por la vida sin metas claras son como navíos a la deriva que por lo general terminan encallando hundiéndose. Los triunfadores siempre saben dónde se dirigen. Cada una de tus acciones te conduce cada día más cerca de las metas que te has fijado, a corto, a mediano y a largo plazo.

Ser perseverante: Los triunfadores siempre son los llamados proactivos. No dejan nada al azar o la suerte, tu éxito está cimentado solo en el trabajo diario disciplinado, persistente, sistemático y congruente con las metas que te has fijado. Los triunfadores en el negocio de redes no necesariamente son los de mayor escolaridad o experiencia. Son las personas que tienen un ardiente deseo de lograr el éxito y simplemente actúan, día tras día, hasta alcanzarlo.

Escuchar más: Los triunfadores han aprendido que, si escuchan a los prospectos, pueden adaptar mejor la información que comparten. Entienden la importancia de saber escuchar, pues saben que antes de empezar a compartir la información la persona debe ser receptiva y esto se logra dejándole hablar primero, para que exponga sus puntos de vista y deje de estar a la defensiva.

Optimiza el tiempo: Las personas de éxito se caracterizan por el uso inteligente del tiempo, ya que saben que ésta es la única limitante que existe en el negocio de redes. Por ello, establecen planes diarios, semanales y mensuales para realizar sus actividades, fijando prioridades y concentrando sus acciones en aquellos eventos más importantes.

Determina el plazo: Las metas deben tener una fecha realista.

Escribe las metas: La diferencia entre una meta y el simple deseo estriba en poner la primera por escrito.

Las metas tienen que ver con aquellas cosas que son importantes para cada persona y en consecuencia serán diferentes para cada persona. Ejemplos de éstas pudieran ser generar un ingreso de medio tiempo, tener un auto nuevo, tener un poco de dinero para ir de vacaciones, dinero para una mejor jubilación. Decidir acerca de ellas es responsabilidad de cada persona. Tus esfuerzos deberán de estar siempre dirigidos hacia el logro de las cosas que deseas, de manera que todo lo que hagas te lleve un poco más cerca de tus metas finales.

Como afiliado o cliente de una compañía de redes trabajas para ti mismo, pero no te encuentras solo. Tu patrocinador, tu línea ascendente y la compañía están todos muy interesados en ayudarte para que alcances el éxito. Las opciones, entonces, están en tus manos.

Específicas: siempre tienes que saber qué acciones tienes que tomar. Medibles: para que sepas cuándo, cuánto esmerarse y como ...